Una historia familiar desde 1964

1964: Los pioneros

Pero, ¿qué podrían haber hecho Robert y Marcelle Vaquer, entonces de 33 años, para dejar los huertos de Ille-sur-têt y establecerse en la aldea de TAXO en Argelès-sur-Mer con su pequeña hija Anne-Marie? ¿Por qué esta pareja de agricultores del Rosellón dejó sus melocotoneros en flor en las estribaciones del Canigou para ir a la playa ?

Para entenderlo, hay que retroceder un poco e intentar sumergirse en el contexto de la época…. ¡hace casi 50 años! Si mis abuelos maternos cambiaron de vida en 1964, se lo deben, sin saberlo, a dos hombres en particular : Léon Blum y Charles de Gaulle.

Primero, porque con la firma de los acuerdos de Evian en 1936, Léon Blum allanó el camino para la creación de unas vacaciones pagadas que permitieran el florecimiento del turismo en la costa catalana después de la guerra. La segunda, porque fue bajo el impulso de Charles de Gaulle que la costa Languedoc-Rosellón adquirió las infraestructuras necesarias para acoger a los primeros veraneantes y que en los años sesenta se crearon numerosos campings.

¿Mis abuelos adivinaron lo importante que sería el turismo para la economía de nuestro país ? ¿Anticiparon la llegada de la cuarta semana de vacaciones pagadas en 1968 y la quinta en 1982? Lo dudo mucho. Pero han invertido toda su energía, todos sus ahorros y parte de su salud en este proyecto de su vida. Compraron, hectárea por hectárea, pequeñas parcelas para plantar, una a una, los pinos que dieron nombre al camping. Como muy bien lo expresaron, “no se trataba de ser perezoso” y fue a través del trabajo arduo que nació “Taxo-Les-Pins”.

Si hoy Argelès-sur-Mer puede presumir de ser la capital europea del camping con 55 establecimientos y 13.000 parcelas (según la oficina de turismo de Argelès-sur-Mer), no siempre ha sido así. Por lo tanto, era necesario desarrollar y adquirir las infraestructuras necesarias para el buen funcionamiento de las vacaciones. Sin embargo, llevó tiempo modernizarlo y todavía tardaría casi 16 años para que el camping abriera su primera piscina en 1980 y pasara a una nueva era.

1987: El niño del balón

Desde 1978, han aparecido los primeros “mobil-homes”, privando a los campistas del monopolio del camping. Un verdadero punto culminante! Pero estos “trailers”, que fueron creados en Gran Bretaña en los años 50 y que siempre serán conocidos con el nombre inglés “Mobil Home”, no son sólo una tendencia de moda. Esto es lo que Anne-Marie Vaquer se convirtió en Pérez y su marido Jean-Marie entendió a finales de los años setenta. Así que decidieron embarcarse en la aventura y comenzaron a comprar “mobil-homes” para ofrecer a los clientes del camping las primeras estancias de alquiler. Fue también en esta época cuando el campamento vio llegar un gran batallón de barbudos. Cuenta la leyenda de la familia que se averió con su camión no lejos del campamento y nunca se fue. Sobre este último punto, puedo dar fe de ello porque “Jacob” sigue ahí.

Los años 80 fueron el escenario de muchos cambios para el camping en general y para Taxo-les-pins en particular. En primer lugar, la familia está creciendo. Nací en 1979 y mi hermano Jerome en 1982. Los dos niños pequeños que somos pasan sus vacaciones de verano en medio de las vacaciones de verano y dividen su tiempo entre la piscina y las ya ocupadas faldas de su madre. En 1987, Anne-Marie se hizo cargo de la antorcha. Después de 23 años de inversión total, mis abuelos se jubilan para tomar un merecido descanso. Por lo tanto, es la “pequeña Anne-Marie”, a la que los primeros campistas conocieron de niña, la que toma las riendas del negocio familiar. Ahora le toca a ella desarrollar el camping y responder a las expectativas de los turistas en un entorno cada vez más competitivo.

A lo largo de los años, el camping ha crecido en tamaño y equipamiento. Desde los años 90, Taxo-les-pins es un parque sombreado de 11 hectáreas con un parque acuático con varias piscinas, pistas polideportivas, una tienda de comestibles, un restaurante y un gran parque de casas móviles. El camping deja de ser un simple medio de alojamiento para convertirse en un lugar de vida y ocio. Se están desarrollando animaciones. Los días están marcados por torneos deportivos y las noches por noches de discoteca. El sector de la hostelería al aire libre está en plena expansión y los campings se inspiran en el Club Méditerranée. Ahora hablamos de “camping club” o “parque de ocio”. Los establecimientos son cada vez más profesionales y comienzan a surgir grandes grupos.

2006: De madre a hijo

A principios de la década de 2000 se produjo el surgimiento de grandes grupos financieros. El camping está de moda en los medios de comunicación y las empresas financieras están invirtiendo masivamente en este sector. Taxo-Les-Pins se enfrenta ahora a competidores con importantes recursos financieros. Sin embargo, se opta por permanecer independiente y totalmente en control del propio destino.

En 2006, después de estudiar administración, una maestría en turismo y varios veranos como temporero, Jérôme se unió al equipo de Taxo-Les-Pins para encargarse de la gestión operativa del sitio. Si bien forma parte de la continuidad de la acción familiar, también proporciona una nueva perspectiva sobre el desarrollo de la empresa y nuevas ideas en la gestión. Respetuoso con el medio ambiente y preocupado por protegerse de los riesgos de incendios que amenazan regularmente a la región, emprende en primer lugar una obra fundamental para el desarrollo del camping. Los pinos plantados hace medio siglo están siendo gradualmente podados y reemplazados por especies menos inflamables. Las ubicaciones están siendo gradualmente rediseñadas para ofrecer más comodidad y privacidad.

El inicio de 2010 estuvo marcado por la crisis financiera y estamos asistiendo a una tendencia de consolidación entre los grandes grupos que están limitando sus inversiones en el sector de la hostelería al aire libre. Pero es bien sabido que las empresas familiares son más resistentes a la crisis. Taxo-Les-Pins decide, por lo tanto, seguir modernizando su infraestructura e invertir en un stock de alquiler de calidad. Como profesional experimentado, Jérôme es consciente de los retos del futuro y de la necesidad de seguir progresando para satisfacer las expectativas de nuestros clientes.

Temporada tras temporada, desde hace casi 50 años, la historia del camping se funde con la historia de nuestra familia y de quienes lo hacen realidad en el día a día. Desde los años 60, muchos empleados y temporeros han trabajado con nosotros para asegurarnos de que pasen un rato agradable con nosotros. Les agradecemos sinceramente su ayuda y participación a lo largo de los años.

Por último, y esto es lo más importante, queremos dar las gracias a todas las personas, a los Comités de Empresa y a los Tour Operadores que nos dieron el honor de elegir Taxo-Les-Pins para pasar sus vacaciones bajo el sol del Rosellón. Sin ustedes, nada de esto hubiera sido posible y es gracias a ustedes que, temporada tras temporada, esperamos seguir escribiendo la historia del camping durante los próximos 50 años.

Como se dice en catalán : “Per molts anys ! »

Con un cordial saludo,
Franck.